12 enero, 2014

Cómo debe ser la lazada o el fajín del vestido de Primera Comunión ideal?

Para elegir el tipo de lazada o fajín que lleve el vestido de Primera Comunión ideal es muy importante tener en cuenta la constitución de la niña y el estilo del vestido que va a llevar.

  • Si es una niña muy alta debemos optar por un fajín o lazada en un tono que haga contraste con el color del vestido para que rompa la figura y no parezca una novia.  Si lo elegimos en el mismo tono que el vestido corremos el riesgo de que parezca todavía más alta. El ancho por la parte de delante debe ir acorde con la figura de la niña, si lleva lazo por detrás hay que procurar que sea más bien pequeño pero que cuelguen los cabos del lazo bastante, a su medida.  En caso de optar por un fajín que se ajuste bien a su medida y el cierre por detrás con fila de botones forrados con la misma tela queda ideal.
  • Para las niñas más bajitas, queda ideal una lazada en un tono suave o en el mismo tono del vestido. Si el lazo va detrás no debe sobresalir nunca por los costados y los cabos pueden ser largos a la medida de cada niña.

Los frontales pueden ser drapeados (ideales para niñas de constitución delgada), con algún adorno haciendo juego con el vestido por ejemplo la misma puntilla,  o sencillos y sin adornos.

En todos los casos es importante cuidar mucho este detalle, elegir el lazo o fajín adecuado y en un color que coordine y le siente bien a cada niña es fundamental para que sea su vestido de Primera Comunión ideal.

RECENT POSTS